Amor sincero…

* Me contaron una historia de un hombre mayor que mismo sabiendo que no sería reconocido por su mujer, sin embargo aún la amaba, por encima de todas las cosas.

El hombre iba de camino a la residencia de ancianos para desayunar con su mujer.

Ella padecia de Alzheimer, y estaba en un estado muy avanzado.Ya estaba allí internada hacia algunos años.

El hombre iba con mucha prisa, pues sabía que llegaba algo tarde para ser la hora de la visita, aunque no estaba nada preocupado, pues penso: “Ella no se alarmara si llego tarde.”   

y entonces dijo el hombre:

-Ya no sabe quién soy. Hace ya casi dos años que no me reconoce.

-Y si ya no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas?

El hombre pensando en una respuesta, contesto:

-Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella.

* Aquel día tuve que contenerme las lágrimas. Y pensé: El verdadero amor es mirar a otra persona con los ojos de Dios; es ver todo lo que el otro es, lo que ha sido, lo que será y lo que ya no es. Hasta el más mínimo detalle es valioso cuando se Ama a una persona con toda sinceridad y con todo nuestro corazón.

Anuncios